Este es un blog sobre Poesía y Artes Plásticas. Quería crear un espacio en el que hablar de Poesía, de libros y poetas que me resultan interesantes y al mismo tiempo, utilizar las posibilidades que ofrece internet para mostrar parte de mi obra plástica. Así que aquí va... una de cal y otra de arena!

This is a blog about Poetry and Art. I wanted to create a space to talk about Poetry, books and poets that I find interesting and at the same time, using the possibilities offered by the internet to show some of my art work. So here goes!






El último número de la maravillosa revista creada por Juan Manuel Macías, Cuaderno Ático, ya está disponible en su versión digital.




"Poemas y textos inéditos de Lorenzo Oliván, Álvaro Valverde, Sara Caviedes, Juan Andrés García Román, Ben Clark, Martín López-Vega, Esther Muntañola, Ballerina Vargas Tinajero, Lawrence Schimel, Efi Cubero, Agustín María García López, Rosario Bolaño Wilson y Yoandy Cabrera.

Traducciones de ocho poemas de Thodorís Saringuiolis, a cargo de Manuel González Rincón y dos poemas de Gabriele D’Annunzio, cuya versión firma Ángel Sobreviela.

En la parte gráfica, ilustraciones interiores de Esther Muntañola (que nos vuelve a regalar por otro número más la imagen de portada) y de Katherine C. Shaw."










 Os dejo el enlace a la página web de la Revista y al PDF de este número.























El bellísimo texto de Luz Pichel en la presentación de Árbol.

Luz Pichel, con toda esa generosidad que la honra, nos regaló -a mí especialmente y a este arbolito- sus palabras en la presentación en la Biblioteca Manuel Alvar. No pude más que pedirle el texto, tan bello, tan ella, que escribió para acompañarnos, por lo hermoso y profundo de su leer los anillos de este árbol-árbola, y así poder compartirlo con vosotr@s, lector@s, amig@s. Aquí lo dejo, bajo estas líneas.

Luz Pichel en la presentación de Árbol.

















ÁRBOL ES ÁRBOLA


Árbol, dice la portada. No dice el árbol, un árbol, los árboles  ¿Hay “árbol” aquí, árbol modelo, árbol esencia, abstracción, idea? ¿Es abarcable árbol si tú que lo abrazas,  bien, eres poeta pero no eres pino, cedro, roble, leñadora o abejaruco? ¿Cuánto sabe de un árbol otro árbol, un maderero, un ave? ¿Y si fueras árbola?  Quizás si fueras árbola.

A lo mejor había que haber empezado por otra pregunta: ¿Se pretende abarcar  “árbol” o cobijarse ese día en que eres purita tiritera ? Este libro ¿quiere estudiar “árbol”? ¿Quiere retratar “árbol”?  Vengo de decir libro y quería decir autora. Digo autora y podría haber dicho lente, lenta, cámara, cámara lenta, objetivo. Y objetivo también es lo que se busca y ¿qué se busca? ¿un poquito de sombra? ¿dejarse caer un rato, ser lentamente hoja? ¿La luz hace a la tarde o la tarde a la luz o la palabra las hace a las dos o? Ah, no, es el pincel. Qué digo, es la cá-. No no, la cámara no, es el ojo. Ay, no, la mirá- . Bueno, lo dejo  pero ¿Quién hace aquí? ¿Quién es el sujeto? ¿Quién sujeta algo? ¿y ese algo? ¿O es que nada se sujeta porque todo cae? Cae el día pero ¿por qué? ¿Por qué siempre la tarde, la tardecita, a tardiña?  También cae el amanecer, ¿o no? ¿asciende el amanecer? ¿Por qué más  invierno y más otoño?

Hay un libro que nos deja el cuerpo lleno de preguntas y todas son bonitas, maravilla de regalo, las preguntas. Que un libro te haga sentir tumbada en la tierra,  que te haga sentir pedacito de algo, cosa menor. Una pregunta más: ¿desde dónde leerlo?, el ojo de la que lee ¿no es también una lente?, ¿elijo un contraluz?, ¿dónde me pongo?

Leo Árbol como un juego de representaciones. No como un juego de espejos no, no exactamente, porque esto no es copia exacta y los espejos copian igualito, casi siempre. Un cruce, un tejido. Un nudo remite a otro nudo. Sombra como descanso. Sombras como lado oscuro. Atardecer, puesta de sol, luscofusco como confusión, como entredós. cabello como copa, nido como casa, tierra como sostén, cielo como aspiración; la claridad de la palabra y las vidrieras del enramado, de lo enramado. La libélula, los velos, la luz. O lo que es aire y golpea los velos y la luz y las libélulas. ¿Hay gravedad? Algo sostiene todo esto.

Ahora tú eres yo, ahora yo soy tú. Hay significados, muchos. No están quietos, se trasladan. Ejemplo (perdón): ¿la levedad pertenece a la hoja o a la libélula? ¿Seguro que no pertenece a ninguna otra cosa viva o seca, persona o vegetal?  Entramado. Como el mimbre con el que esa señora hace un cesto o el hilo de la que está tejiendo el chal. Digo cesto y digo chal como podría decir ..., pero cesto y chal toman algo de árbol, de árbola, mejor. Hay algo vegetal ahí y algo femenino. La cestera y la tejedora son árbolas.

Las árbolas tienen manos y brazos y pueden tejer pintar escribir o amarse como hacen las ramas de la copa de un árbol.  Árbol es amor.  Eso es, Árbol es definición de amor. Pero no exactamente. Nada se define, nada se da por tan cierto.

La cámara representa la mirada. Creo que es así pero a su vez la mirada la orienta el cerebro que sugiere “corta aquí, selecciona esta luz, escribe en el centro de la página. Ahora abre las palabras como si abrazaran, ahora haz que se muevan como con el viento, ahora haz que parezcan un pincel o un pino, ahora haz que el árbol te muestre a la árbola”.

¿He dicho que a la mirada la orienta el cerebro? ¿De verdad?  Lo sabía ¿ves? Te pasas años escuchando una frase y te la acabas apropiando. Lo hace el estómago, lo hace la piel lo hace la boca, la mano, y todo se lo atribuimos al cerebro, maldita sea.

Me siento incapaz de ordenar esto que estoy escribiendo, ¿cómo se ordena el cruce multiforme disforme natural de las ramas de un árbol?  Esther Muntañola no lo hace, las deja libres, en su aire.

Yo pensaba ordenar de la siguiente manera, a  b c d e, hasta cinco puntos: a) la palabra representa lo que la mirada ve; b) el árbol representa a la árbola o las árbolas que están debajo, a la sombra, cámara en mano; no) la árbola decide, representa todo lo demás  pero sobre todo al árbol a la vez que se deja representar por él; él) pero del árbol ¿qué se ve? ¿Qué se nos da? ¿Qué hora? ¿Qué estación?
Incapaz. Nada de eso explicaría “Árbol”. “Árbol” no se deja explicar, es demasiado hermoso. Bueno, no pasa nada, tampoco Esther Muntañola ha sido capaz de fotografíar un solo árbol entero y sin embargo hizo, construyó, tejió, creó Árbol y hasta creó bosque. Disfrútenlo y ya está.

Mejor voy a contaros dónde encontré a la árbola y quién es ella. En mi primera lengua al árbol le llamamos “a árbore” en femenino. Entonces yo me copié de mi lengua para nombrar  así a Esther, árbola.

Un día yo pasaba por allí y me encuentro a Esther Muntañola sentada debajo del cedro con un caballete un pincel una cámara un cuaderno. Una rama del cedro le alcanzaba el pelo, se le enredaba. Hablaba Esther muy despacio, no sé con quién, hacía ruiditos con el aire el cedro, caían hojas, se estaba  yendo la tarde y  la mujer y el árbol y los insectos y la poquita luz se confundían. Árbol y Árbola se observaron los nervios, los enveses, los reveses, se pensaron el uno a la otra, se estremecieron y salió un libro. 

 Árbol es árbola, la representa. Y árbola es árbol, lo representa. Pero no: las árbolas caminan, los árboles cuentan años.  Árbol tiene el tiempo y árbola tiene el espacio. Esa es una diferencia importante. En este libro el espacio también le pertenece al árbol. Bueno, un poco le pertenece: lo recorta, lo ilumina. ¿Lo ilumina?  Pero si es casi de noche, a tardiña. Lo dibuja, más bien. ¿Lo transforma, Esther? ¿la sombra de un árbol es una transformación del espacio?
El tiempo sostiene al árbol y sostiene la hora, la del día, los cambios en la rutina y en la luz, o en las rutinas de la luz. El tiempo sostiene los otoños y los inviernos. Hora y luz se cruzan, se dan la mano y usan ramitas y hojas para mostrarse.

 Luego, cuando seguí leyendo me di cuenta de que en realidad la árbola representa el deseo de ser, el deseo de que todo sea, de que todo tenga, contenga lo que ella ve en Árbol, todo ese amor. Árbol es AMOR.

Otro día me encuentro a Árbola trabajando, haciendo fotos, contemplando, imaginando, trasladando significados de un sitio a otro, tejiendo un chal: efímero significa hoja, significa la tarde, significa palito recubierto de liquen, significa.  Fruto es vientre mujer caída es nido es alimento. Hoja es cadencia, vibración, ritmo, es levedad, cámara lenta es cuerpecitos errantes viniéndose abajo.
Esta manera de tejer también es escritura. Así la tejedora pasa los hilos, el que hace los cestos, pasa varillas, el que.  Las letras no son árboles aunque los dibujen porque lo pintado no es el objeto.  Son gente, se secan, se llenan de agujeritos, caen y dejan paso a otras. El árbol no se ve entero, se ve un árb-  o un -ol  o una ram- o las hoj-  o las  -as, o el tron- o un recorte de un bos- o un -que. Somos un recor-te? El árbol no está completo. Las cosas no son completas, nada es completo, no existe la com-ple, la com-pli, la ¿complenitud? las cosas son a los pocos, las cerezas no son redondas, sólo un poco. Las nueces son un poquito cerebros, las castañas son algo corazones. En Árbol hay cachos de muchos árboles y todo es árbol igual.  El cielo a trozos, la luz a trizas, las copas a cuartos y a mitades, fragmento, pedazo de tronco, recorte de bosque, rama, ramita, aguja,  trazas de vida, fragilidad como fragilidades. La árbola, ya te digo: la árbola. La árbola no es que no esté completa es que está escondida, está en la sombra. Estar está, Esther, está, la árbola, pero pa un lado.

La encuentras si miras donde parece que no hay nada, por la grieta que queda entre cosa y cosa, entre pedazo y pedazo.  Si no fuera porque es la que lo hace todo, la que escribe, la que enfoca, la que dibuja, la que abraza, la que emborrona, la que pixela, la que aclara, la que descubre el nido, la que escucha la música, la que interpreta,  a veces parecería que es sólo un resto, una miajita. Y no, lo que pasa es que no se ve bien porque está oscuro ahí y a ella le gusta ese sitio. Pedacitos de árbol, de árbola, de lenguajes. Y sin embargo, y esto es lo bonito de ser contradicciones, está la fuerza, la resistencia al tiempo , el ser centenario del cedro, su hospitalidad. Al final sí que cuadran las piezas, la construcción:

Árbol hospeda el nido, acoge al bichito que vuela, escucha su música,  crea su propia música, protege a las criaturas, protege a nuestra Esther, nos protege, a veces cura, otras veces resiste, se dobla, habla, escribe extrañas frases en el aire, se rompe,  se entrega al viento y a la luz, tiembla, y después de muchos años muere.  Árbola es un pedazo de árbola. Estamos con ella celebrando su luz, su movimiento, su hospitalidad, su música, la palabra. De ahora en adelante, gracias a Esther Muntañola, todos nosotros sabremos cómo hablar con los árboles al pasar a su lado, y a lo mejor incluso intentamos imitar su lenguaje.  Nos has regalado todos los árboles del mundo, Esther. Gracias.

 Luz Pichel


               

Presentación de Árbol en la Biblioteca Manuel Alvar.

El jueves 18 de Octubre presentamos Árbol en la Biblioteca Manuel Alvar.

Luz Pichel hizo una bellísima introducción al poemario de la que surgieron el bosque, los pájaros, el tiempo... y así, a su manera lúcida y rica, así como derramando palabras, abrió el espacio a las preguntas y  hablamos del proceso creativo, de la escritura, las artes plásticas, la Naturaleza y muchas cosas más.

Fue una noche mágica, o así lo sentimos. Subo algunas imágenes que recogen parte de esos momentos ya con este Árbol en vuestras manos. Quiero daros las gracias por vuestra presencia y vuestro afecto.








Luz Pichel y Esther Muntañola durante la presentación de Árbol







Fotografías tomadas por Gema Palacios Pepo Paz y Alina Navas.

Unos poemas de Árbol.

Comparto aquí una pequeña lectura de unos poemas grabados al aire libre de Árbol , por si queréis escuchar un poco de poesía.




Luz Pichel presentará el poemario el proximo jueves, 18 de Octubre, en la Biblioteca Pública Manuel Alvar a las 19:00h.  Si os apetece, os esperamos.




Árbol, pequeño adelanto.

El 18 de Octubre en la Biblioteca Manuel Alvar de Madrid, Luz Pichel me acompañará en la presentación de Árbol, mi último poemario, nacido de la mano de Tigres de papel.

Dejo aquí un montaje audiovisual para quien quiera escuchar/ver un poquito más del libro. 







Poemas de Comiendo de una granada en The Booksmovie





Os dejo aquí el enlace al audiovideo que contiene algunos poemas de Comiendo de una granada que ha editado maravillosamente TheBooksmovie. Con mi agradecimiento por su estupendo trabajo.



Crítica de Beatriz Russo en Ibi Oculus a "Comiendo de una granada"




Bellísima crítica a "Cominedo de una granada" por la poeta Beatriz Russo en el número 10 de l a revista digital Ibi Oculus. Os dejo el enlace y mi agradecimiento por sus palabras.







Poemas en la revista digital Nayagua

Nayagua, la bellísima revista digital de la Fundación José Hierro, publica algunos de mis poemas en su último número.

Dejo aquí el enlace para que podáis disfrutar del número completo: NAYAGUA28











Número 28 de Nayagua

  • ÚLTIMO NÚMERO DE NAYAGUA


  • MIRAD QUÉ  MARAVILLA




Dejo el enlace aquí para que podáis acceder a sus contenidos.



  • Poesía: Raúl González García / Antonio Méndez Rubio / Mª Cinta Montagut / Esther Muntanyola / José Carlos Rosales / Maribel Tena
  • Yo escribo en: asturiano. Ana Vanessa Gutiérrez en traducción de la autora
                         galego. Lupe Gómez en traducción de Luz Pichel y Antón Lopo
  • Otras lenguas: italiano. Maria Borio (traducción de Noni Benegas y Francesco Tarquini)
                          polaco. Tomasz Różycki (traducción de Xavier Farré)
  • Emergencias. Poesía porVenir: María Alcantarilla / María Álvarez-Rosario / Maribel Andrés / Fran Fuentes / Berta García Faet / Juan José Mora / Almudena Vidorreta
  • Palabra articulada: "Viaje en las ciudades de De Chirico", por Italo Calvino (trad. de Mariano
                                 Gómez de Vallejo)
                                  "Señora Lazaro", de James Fenton (trad. de Jordi Doce)
  • Reseñas: 
                          -El muro de Mandelshtam, de Igor Barreto (por Jordi Doce)
                          -Nunca estuve tan alta, de Juana Castro (por Laura Casielles)
                          -Objetos de distracción & Laberinto, de Magdalena Chocano
                            (por José Ignacio Padilla)
                          -18 días de frío, de Lourdes de Abajo (por María García Zambrano )
                          -Noir, de José Daniel García (por Juan Carlos Abril)
                          -Hotel Europa, de J.L. Gómez Toré (por Esther Ramón)
                          -La dictadura de la perspectiva, de Pablo López Carballo
                           (por Olvido García Valdés)
                          -Tratado de las mariposas, de Yaiza Martínez (por Ernesto García López)
                          -Salido, de Eduardo Milán (por mujer Pilar Martín Gila)
                          -Transversal Opus Morbo, de Pedro Montealegre (por Olga Muñoz Carrasco)
                          -en flecha, de Esther Ramón (por Lola Nieto)
                          -Cuaderno de Yorkshire, de Juan José Rodinás (por Vicente Luis Mora)
        lenguas no hispanas
           -A tiempo, de Joanne Kyger y Neuronas del espíritu, de Michael McLure             (por Antonio Ortega) 
        
  • Escaparate. Lecturas recomendadas
                          -Jacuzzi,  de Amparo Arróspide
                          -De cómo sangra el lobo, de Pedro del Pozo
                          -Días después del diluvio,  de Daniel Freidemberg
                          -A mano alzada, de Esther Garboni
                          -Agricultura, de Soraya García
                          -La mujer abolida, de Vicente Gutiérrez Escudero Vik pedida
                          -El tiempo perdonado, de Ángel Hernando (FCPJH)
                          -El guante de plástico rosa, de Dolors Miquel
                          -Poemas contingentes, de Sergio R. Franco
                          -Aniversario de la colección de colores de Renacimiento                          -Inventario, fabulaciones, ficciones y otras verdades, de Rosario Pérez Cabaña
                          -¿Quién teme a Thelma y Luise? de Mónica Doña
              revistas
                         -Alameda 39
                         -Estación Poesía 13
                         -L/E/N/G/U/A/J/E/o Dispositivo transatlántico
                           de publicación & republicación de textos del Seminario Euraca
        fonografías
                         -Paco Cifuentes

  • enVIVOen. Un espacio para contarte
                       enVIVO
                                       Poesía en acción
                                         -Festival de las letras de la Puebla de Cazalla
                                         -Festival Irreconciliables                              
                        VIVOen
                                             Editoriales independientes
                                                -Bala perdida
                                                -Marisma
  • Aforismos: 
                  -Eliana Dukelsky
                  -Fernando Menéndez
  • Poesía Visual: Agustín Calvo Galán

Más dibujos del Cuaderno blanco (III)

















Más dibujos del cuaderno blanco (II)
























 



Más dibujos del Cuaderno blanco (I)

















Algunas páginas del cuadeno blanco.


Pinto y dibujo sobre libros desde hace muchos años. Siempre me ha atraído escribir, dibujar, manchar hojas por las que había pasado el tiempo o la imprenta. Hoy comparto en esta entrada algunas páginas de mi "cuaderno blanco". El cuaderno blanco originariamente era un catálogo de una exposición que pude elegir en un expurgo de un centro cultural. Me gustó ese y no otro por la maravillosa encuadernación que tenía, con el lomo verde entelado y las tapas blancas, y el papel parecía capaz de aguantar mis incursiones pictóricas. 

Aquí podéis ver el resultado de algunas páginas de esa intervención.

















Algunos dibujos del cuaderno verde

En este momento llevo tres cuadernos a medio acabar, subo aquí unos páginas del cuaderno verde. Son dibujos en los que he trabajado las texturas y la gestualidad.





















Poemas de Flores que esperan el frío en The Booksmovie

Comparto aquí la entrada de The Booksmovie en la que podéis escuchar y leer algunos poemas de Flores que esperan el frío.

Están realizando un trabajo extraordinario en la Universidad de Zaragoza con este proyecto. Quiero aprovechar para manifestarles mi agradecimiento por la iniciativa y por formar parte de su fonoteca.



Presentación de la antología Trozos/Cachos de Berta Piñán

Subo aquí el montaje que he realizado de la presentación de la antología Trozos/Cachos de Berta Piñán, editado por ediciones Saltadera.




Encuentro de Artistas Plásticos y Poetas en Guarda, Portugal.

Este año he tenido la suerte de participar con otros artistas en el encuentro que genera el SIAC3 de Guarda en Portugal. Ha sido una experiencia interpersonal y creadora que tod@s recordaremos siempre.







Con el poeta Raúl Vacas

Foto realizada por Raúl Vacas
Con el poeta Joao Rasteiro












Los poetas Virginia Leal y Jorge Velhote












Con los poetas Joao Rasteiro y Montserrat Villar





































Los grabados que realicé durante la estancia están inspirados en la obra de Paula Rego. Decidí tomar la imagen de piernas , brazos y manos que aparecen de una manera tan potente en su obra y convertirla en sujetos autónomos sobre los que trabajar plásticamente.








Con la artista plástica Sonia Cabello